Terapia Flores de Bach

La terapia floral está incluida dentro de un conjunto de tratamientos que se denominan genéricamente como “medicina complementaria”. El uso de estas esencias extraídas de la naturaleza, para remediar algún síntoma o aliviar alguna emoción que nos perturba, exige como requisito indispensable la certeza que existe un Ser Superior con el que tenemos que estar en armonía.


Hay varios sistemas de terapias florales; el sistema de  Edward Bach, contiene 38 esencias.  Él se dio cuenta de que había enfermedades que guardaban relación con ciertas emociones, en sus investigaciones, comenzó a probar esencias extraídas de flores y descubrió que algunas ofrecían alivio para determinados síntomas. La inseguridad, la ignorancia, el odio, son problemas básicos de la existencia que están en el fondo de la mayoría de los conflictos.


No se recomienda en ningún caso abandonar la medicina "alopática", que asociamos con batas blancas, estetoscopios y quirófanos, pero sí acudir a esta terapia complementaria, para entrar en contacto con lo más íntimo de nuestro ser, para descubrirnos a nosotros mismos y encontrar la fuerza interior que nos permite lograr los cambios. Si alcanzamos ese equilibrio interior, no tendremos miedo a nada.


Las palabras claves son temor, miedo y culpa. Si las erradicamos de nuestra vida, vamos a poder enfrentar todos los problemas que afectan incluso nuestra condición física. Todos tenemos encanto, magia, misterio y debemos sacarlo a la superficie".


En nuestro Liceo Francisco Napolitano desde el año 2013 está aplicando esta terapia floral lográndose resultados en nuestros alumnos que se tradujeron en una mejora en la autoestima, superación de problemas de concentración, baja en los niveles de agresividad, mejoramiento del compromiso y  rendimiento académico entre otros factores.

Ir arriba